Cómo Evitar los Sesgos Cognitivos Más Comunes en los Juegos de Casino

Un croupier con cartas y fichas de juego en una mesa de casino.

Un croupier con cartas y fichas de juego en una mesa de casino.

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que hace que los juegos de apuestas sean tan divertidos? Piensa en la única cosa que todos los juegos de apuestas tienen en común: el factor azar, la mano de la suerte. Tanto si juegas al Yahtzee con tus amigos como a un torneo de póquer en un casino online, los juegos de azar radican en la emoción de superar las probabilidades. No saber cuál va a ser el resultado y apostar de todos modos es la esencia de este pasatiempo.

El problema viene cuando se empieza a pensar que hay alguna forma de forzar o burlar la mano del azar. Esto suele llevar a tomar malas decisiones en el juego. El hecho es que es totalmente irracional buscar patrones en una serie de resultados aleatorios. Todos los mejores juegos de casino online, desde las tragaperras online hasta los juegos de mesa de casino, tienen resultados puramente aleatorios, gracias al software generador de números aleatorios (RNG) que controla el juego. Eso es lo que los hace justos, después de todo. Pero intenta decirle eso a tu cerebro. La mente humana es capaz de engañarse a sí misma sobre prácticamente cualquier cosa, gracias a un fenómeno llamado “sesgo cognitivo”. 

En este blog, examinamos los tipos más comunes de sesgo cognitivo a los que los jugadores deben prestar atención, y explicamos cómo puedes burlarlos.

1. Atascado en el pasado – Sesgo de la experiencia reciente

El sesgo cognitivo puede parecer complicado, pero no lo es. Se trata simplemente de un fenómeno que nos lleva a ver el mundo como queremos que sea, en lugar de como es. En los juegos de azar, eso supone albergar creencias sobre las posibilidades de ganar y perder. Empecemos por la más común: el sesgo de la experiencia reciente.

Este fenómeno es básicamente la creencia de que, porque algo ocurrió en el pasado, es más probable que ocurra en el futuro. Si consigues muchas combinaciones ganadoras jugando a las tragaperras online, esa racha de victorias está destinada a continuar, ¿verdad? No es así. Eso es el sesgo de la experiencia reciente que se mete en tu cabeza. “Pero si la bola ha caído en rojo 10 veces seguidas, seguramente volverá a ocurrir”. De nuevo te equivocas. El sesgo de la experiencia reciente quiere que olvides que los juegos de apuestas son, lo has adivinado, puro azar.

Esta es la lección más importante que hay que asimilar. Azar significa azar. Digamos que juegas a lanzar una moneda con un amigo. Hay un 50% de posibilidades de que salga cara y un 50% de que salga cruz (siempre que no sea una moneda trucada). ¿Apostarías a cara en la décima tirada, porque la cara está ahora “caliente”? ¿O apostarías a que es más probable que salga cruz? El hecho es que ninguno de los dos resultados es más probable. Las probabilidades siguen siendo del 50% en cualquier caso, para cada lanzamiento de la moneda.

También es posible que la moneda salga cara todas las veces durante mil lanzamientos. El azar puede resultar extraño.

2. Confusión de expectativas – La falacia del jugador

Primer plano de una ruleta de madera de época con la bola en el 13.

El sesgo de la experiencia reciente tiene su contrapartida: se llama “falacia del jugador”, también conocida como “falacia de Montecarlo”. Se trata de una trampa mental que nos convence de que, porque algo ocurrió con frecuencia antes, es probable que ocurra algo diferente en el futuro. Una famosa anécdota de la historia del juego ilustra este punto.

En 1913, había mucha emoción en una mesa de ruleta concreta de un casino de Montecarlo. La bola había caído en negro durante las últimas 10 vueltas de la rueda. Los jugadores pensaron que seguramente saldría un rojo, así que empezaron a apostar contra el negro, pero la bola seguía cayendo en el negro. Cuanto más sucedía esto, más convencidos estaban los jugadores de que el rojo iba a salir en la siguiente tirada, así que siguieron apostando… y perdiendo.

La racha solo llegó a su fin cuando la bola cayó en negro 26 veces seguidas. El casino se forró esa noche.

Así que la próxima vez que juegues a los juegos de mesa de casino, asegúrate de estar en guardia ante la falacia del jugador. Si te gusta jugar a juegos de casino en un casino en vivo online, utiliza las funciones especiales, como los números calientes, con prudencia y precaución.

3. Escapa de la trampa – Sesgo de confirmación

El sesgo de confirmación – cuando uno se centra en la información que solo confirma las ideas preconcebidas existentes – no es específico de los jugadores, de hecho, afecta a casi todo el mundo en algún grado. Todos conocemos a alguien que no hace caso a nada que no coincida con lo que ya cree, ¿verdad? Es bueno saber que, a veces, esa persona puedes ser tú.

Los jugadores novatos, en especial, corren el riesgo de tropezar con el sesgo de confirmación cuando empiezan a jugar al casino por primera vez. Un ejemplo típico es el de un jugador de póquer principiante que hace un par de buenas rondas. El sesgo de confirmación hará que ese jugador crea que es posible seguir ganando haciendo lo mismo. Esto puede llevar a decisiones de apuesta terribles, especialmente si los jugadores más experimentados se dan cuenta de lo que está pasando y se aprovechan.

Caer en la trampa del sesgo de confirmación es lo más fácil del mundo. La única manera de evitarlo, francamente, es mediante la experiencia. Hay que jugar a muchos juegos de mesa de casino para entender cómo funcionan realmente las cosas. Aquí es donde se podría decir que los jugadores de tragaperras online tienen ventaja: No hay ningún elemento de habilidad a la hora de jugar a las tragaperras online, sólo puro entretenimiento

4. El poder de lo pequeño – El sesgo de la proporción

Uno de los fenómenos más extraños que existen es lo que llamamos sesgo de proporción. Por alguna razón, nuestros cerebros se sienten más seguros trabajando con muestras grandes que con muestras pequeñas. La mejor manera de entender esto es con un experimento. Pruébalo con tus amigos.

Coge un tarro y pon 100 canicas en él, con 16 de un solo color, digamos por ejemplo, negro. Luego mézclalas. ¿Cuáles son las probabilidades de sacar una canica negra? Divide el número de canicas negras entre el número total de canicas. Así, divide 16 entre 100 y obtendrás el 16%.

Ahora coge otro bote con 10 canicas, dos negras. Aquí, hay una proporción de 2/10 = 20% de posibilidades de sacar una canica negra. Lo extraño es que, en la mayoría de los casos, la gente prefiere sacar del frasco grande que del pequeño, aunque las probabilidades de sacar una canica negra de él sean peores.

Otra forma de ver el sesgo de la proporción es pensar que se prefiere apostar en un juego que parece ofrecer mejores probabilidades o más oportunidades de ganar que otro juego. Compara una tragaperras con 50 líneas de pago como Tiki Reward con una más sencilla como Captain’s Treasure, que sólo tiene 9. Podrías pensar que la tragaperras con más formas de ganar tiene mejores probabilidades, pero eso no tiene por qué ser así, sobre todo si el retorno al jugador es notablemente diferente en cada juego. Pero, por supuesto, muchos jugadores consideran que tener más formas de ganar es más entretenido y, por lo tanto, pasarán por alto un poco de sesgo de la proporción en favor de una mayor diversión. 

Cómo vencer el sesgo cognitivo

Retrato en primer plano de una mujer sosteniendo un smartphone y celebrando una victoria.

Puede que creas que puedes acabar con el sesgo cognitivo tomando conciencia de ti mismo o siendo disciplinado, pero lo cierto es que nunca podrás vencerlo por completo. La buena noticia es que se puede controlar el fenómeno.

La mejor manera de reducir el grado de sesgo en tus decisiones de juego es tomarte el tiempo necesario para entender cuáles son realmente las probabilidades del juego. He aquí una fórmula sencilla para calcular las probabilidades de una de las apuestas más comunes en la ruleta americana. Toma el número de maneras en que puedes obtener un resultado negro o rojo, y divídelo por el número de resultados totales posibles. La probabilidad de que la bola caiga en el rojo o en el negro es de 18 dividido entre 38, lo que hace un 47,37%, por lo que la ventaja de la casa es del 2,63%, que es la diferencia entre las probabilidades reales y las efectivas, y es la forma en que el casino se lleva su parte. Los jugadores obtendrán exactamente las mismas probabilidades en cada giro de la rueda. Recuerda la falacia del jugador. Los últimos 10 giros no supondrán ninguna diferencia en el resultado del siguiente giro.

Esta fórmula es menos útil cuando se trata de juegos basados en cartas, en los que ya hay mucha tensión en el cerebro. Afortunadamente, hay estrategias ya preparadas que pueden ayudar. Si sigues la estrategia básica del blackjack, por ejemplo, puedes reducir la ventaja de la casa a cerca del 1%. Esa es probablemente la mejor probabilidad de todos los juegos de mesa de casino. La cuestión es que tienes que seguir la estrategia. Trata de mantenerte despierto y alerta para evitar caer en una trampa cognitiva

Juega a juegos de casino en un casino online de confianza

¿Estás preparado para vencer el sesgo cognitivo y poner a prueba tu estrategia? Es estupendo saber que cuando participas en los juegos de YoCasino obtienes un trato justo. Esto se debe a que los juegos de nuestra aplicación (y de nuestro sitio web) utilizan sofisticados algoritmos denominados RNG (generadores de números aleatorios), que garantizan que los resultados de nuestros juegos de mesa y tragaperras online sean realmente aleatorios. Además, la seguridad y la imparcialidad de nuestros juegos son auditadas. Lo mismo se aplica a nuestro casino en vivo online: verás crupieres reales, cartas reales, ruletas reales y resultados justos reales. 

Regístrate en YoCasino para experimentar los mejores juegos de casino online en un entorno seguro y divertido.

Author: Dwight Martin